Hialuronato sódico y goma xantana: preciosos aliados para el bienestar de la superficie ocular

Nuevas formulaciones para lágrimas artificiales más eficaces contra la sequedad y el malestar ocular

Trastornos de la superficie ocular y película lagrimal
La superficie ocular incluye córnea, conjuntiva, párpados y glándulas lagrimales, por lo que cualquier trastorno que afecte a estas estructuras se puede clasificar como Enfermedad de superficie ocular (OSD). Entre los trastornos de la superficie ocular, el Síndrome del Ojo Seco (DES) es una patología muy común que tiene un impacto importante en las actividades diarias del paciente, como el uso de ordenadores y smartphones o la lectura. Además de DES, la incidencia de sequedad ocular, una causa muy común de malestar está aumentando debido al creciente uso de herramientas digitales, y en este período pandémico, al uso prolongado de la mascarilla quirúrgica, ampliamente utilizada para contrarrestar la propagación de Sars-CoV-2, a menudo se asocia con el ojo seco. Las lágrimas artificiales son los productos terapéuticos más utilizados para DES y para contrarrestar las molestias del ojo seco. Por lo general consisten en una solución salina fisiológica con una variedad de lubricantes de la superficie ocular, que mejoran la viscosidad y están formulados para reemplazar y / o complementar la película lagrimal natural.

La película lagrimal
La película que cubre la superficie corneo-conjuntival, se compone de 3 capas: una capa de lípidos externa producida por las glándulas Meibomio, una capa acuosa central producida por las glándulas lagrimales principales y accesorias, y una capa interna de mucina producida por las células caliciformes de la conjuntiva. Recientemente se ha planteado la hipótesis de que las capas acuosa y mucínica son una sola capa de moco/gel acuoso.

Hialuronato sódico y goma xantana en lágrimas artificiales
Las formulaciones de lágrima artificiales actualmente disponibles contienen polímeros hidrófilos como el hialuronato sódico (ácido hialurónico, HA) y/o éteres de celulosa que aumentan la viscosidad, mejoran el tiempo de retención y optimizan la hidratación y lubricación de la superficie ocular.
El hialuronato sódico es un glucosaminoglucano aniónico con una reología viscoelástica. Aunque se encuentra principalmente en el tejido conectivo, también está altamente concentrado en el humor vítreo y el humor acuoso, donde cubre el endotelio corneal.
HA es ampliamente utilizado en lubricantes utilizados para tratar DES porque une eficazmente el agua, resiste la deshidratación y muestra una excelente biocompatibilidad. Muchos estudios han revelado que HA protege las células epiteliales corneales del daño, estimula la migración epitelial y mejora la calidad óptica de la imagen de la retina. También se ha demostrado que las lágrimas artificiales con HA ayudan a reparar las irregularidades de la superficie ocular, estabilizar la película lagrimal precorneal y a la intensidad leve de los síntomas del ojo seco.
Otro polímero natural utilizado en las formulaciones más actuales de lágrimas artificiales es la goma xantana (XG), un complejo exopolisacárido utilizado como aditivo alimentario y modificador reológico (la reología es la ciencia que estudia los equilibrios logrados en materia deformada debido al estrés). Su estructura química, rica en grupos OH, muestra la capacidad de reaccionar con especies reactivas de oxígeno (ROS) indicando su papel como molécula antioxidante. El estrés oxidativo es causado por un desequilibrio entre la producción de especies reactivas de oxígeno y la capacidad de los mecanismos para defender los sistemas biológicos para eliminar el estrés. Ahora se reconoce ampliamente que el estrés oxidativo está involucrado en muchas enfermedades agudas y crónicas, y en el proceso de envejecimiento normal, y el ojo seco también ha sido reconocido como un síndrome inducido por el estrés oxidativo. Cualquiera que sea el mecanismo inicial, el ojo seco causa una lesión epitelial que induce reacciones inflamatorias locales; se presume que los factores subclínicos hormonales o autoinmunes, agravados por factores exógenos (contaminación, infección local, irradiación ultravioleta, humo de tabaco o fenómenos alérgicos o iatrogénicos), determinan una cascada de reacciones celulares en las que la apoptosis (muerte celular programada) puede estar estrechamente relacionada. La goma xantana tiene propiedades reológicas similares al ácido hialurónico y las lágrimas normales; pero en comparación con HA, que se degrada rápidamente in vivo, es mucho más estable en una amplia gama de pH, fuerza iónica y temperatura.
XG y HA también muestran un efecto sinérgico sobre las abrasiones corneales que se caracterizan por dolor ocular agudo y otros síntomas de malestar que afectan la calidad de vida de los pacientes. En la abrasión corneal, la hidratación y la lubricación previenen la fricción disminuyendo el trastorno de la superficie y favoreciendo la recuperación del defecto epitelial corneal. El ácido hialurónico y la goma xantana son polisacáridos de alto peso molecular y ayudan a proteger la córnea reteniendo el líquido y asegurando la hidratación. Actualmente, se está lanzando una innovadora formulación hipotónica que contiene una combinación de ácido hialurónico de sal sódica, goma xantana y osmoprotectores, como betaína y glicina. Esta formulación, además de hidratación y lubricación, está diseñada para compensar la inestabilidad del desgarro, restaurar el volumen de lagrimal, proporcionar propiedades antioxidantes de osmoprotectores, y así reequilibrar el bienestar de la superficie ocular.

 

Bibliografia:

In Cheon You et al. Comparison of 0.1%, 0.18%, and 0.3% Hyaluronic Acid Eye Drops in the Treatment of Experimental Dry Eye. Journal of Ocular Pharmacology and Therapeutics. Volume 34, Number 8, 2018

Carla Amico et al. Antioxidant Effect of 0.2% Xanthan Gum in Ocular Surface Corneal Epithelial Cells. Current Eye Research, Early Online, 1–5, 2014.

Tolga Kocatürk et al. Combined eye gel containing sodium hyaluronate and xanthan gum for the treatment of the corneal epithelial defect after pterygium surgery. Clinical Ophthalmology 2015:9 1463–1466.

Majid Moshirfar et al. Face Mask-Associated Ocular Irritation and Dryness, Ophthalmol Ther (2020) 9:397–400.

Dr. Carmelo Chines
Director responsable

Puede interesarle también