Artículos

MOXIFLOXACINO INTRACAMERAL Y UVEÍTIS ANTERIOR

Uveítis anterior aguda

La uveítis anterior aguda (UAA), una inflamación del iris y del cuerpo ciliar, es una enfermedad que tiene una incidencia de 17-52 pacientes por 100.000 cada año y representa aproximadamente el 50-60% de todas las uveítis observadas en atención terciaria. La AAU típicamente se presenta con dolor ocular, ojos rojos y fotofobia.

Asimismo, puede producir visión borrosa e irregularidad pupilar debido a la formación de sinequias, es decir, adherencias entre el iris y el cristalino.

El examen mediante biomicroscopia con lámpara de hendidura también revela la presencia de células y destellos (una opacidad del humor acuoso provocada por la pérdida de proteínas) en la cámara anterior.

Si no se trata, la uveítis anterior aguda puede provocar complicaciones graves, como edema, cataratas y glaucoma, que posteriormente conducen a la pérdida de la visión.

 

Uveítis aguda anterior como consecuencia del uso de moxifloxacino intracameral: estudios

Diversos estudios recientes han descrito casos clínicos en los que se producían uvas anteriores como efecto adverso por el uso intracameral de moxifloxacino.

En uno de estos estudios, un paciente colombiano de 64 años ingresó al servicio de emergencia con dolor ocular intenso y fotofobia en el ojo izquierdo 15 días después de una catarata. En la evaluación realizada en oftalmología se observó dispersión pigmentaria en cámara anterior y ángulo de cámara, inflamación severa del segmento anterior y presión intraocular elevada. La mala respuesta al tratamiento de un cuadro con sospecha de origen viral y la exclusión de otras posibles etiologías llevó a concluir que la uveítis anterior diagnosticada en el paciente fue inducida por el tratamiento con moxifloxacino intracameral durante la cirugía de catarata.

En otro estudio, el uso intracameral de moxifloxacino se asoció con una forma particular de uveítis anterior: la transiluminación aguda del iris bilateral (BAIT), caracterizada por la pérdida bilateral del epitelio pigmentario del iris, la transiluminación del iris, la dispersión del pigmento en la cámara anterior y la parálisis de el esfinter del iris. La BAIT se presenta con síntomas similares a otros tipos de uveítis anterior, como dolor, fotofobia y ojos rojos. También puede causar un aumento severo en la presión intraocular (PIO) que, en cambio, requiere una intervención quirúrgica.

Por último, en otro estudio se diagnosticó uveítis aguda bilateral en un paciente de 56 años mediante la administración de esta vez sistémica de moxifloxacino tras una neumonía grave. Al poco tiempo de iniciar el tratamiento antibiótico, la paciente desarrolló dolor ocular bilateral, lo que permitió el diagnóstico de UAA. Además, 3 años después del éxito, el paciente fue diagnosticado con atrofia del iris y dilatación limitada de la pupila, indicativo de parálisis del músculo exfinter del iris.

Este caso contribuyó más a la evidencia de que la moxifloxacina también puede causar la degradación del colágeno en los músculos de los ojos, así como en otras partes del cuerpo y vasos sanguíneos.

 

Moxifloxacino: posibles mecanismos de efectos adversos

Se ha demostrado que el moxifloxacino tiene una gran afinidad tisular y se absorbe, en particular, en el tejido pigmentado como el iris, en comparación con otras fluoroquinolonas, como el levofloxacino. La toma de muestras del humor acuoso tras la administración de moxifloxacino muestra altas concentraciones del antibiótico.

Aunque los mecanismos exactos de la uveítis inducida por moxifloxacino no están claros, existe la hipótesis de que el fármaco ejerce una toxicidad directa sobre el pigmento del iris, con base en estudios que demuestran sensibilización cutánea y fototoxicidad por la administración de este antibiótico. La toxicidad directa puede explicar la atrofia del iris, la presencia de midriasis pupilar y la parálisis muscular del esfínter del iris, lo que da lugar a la manifestación clínica descrita en pacientes con uveítis inducida por moxifloxacino.

Una hipótesis alternativa es que el moxifloxacino causa daño al colágeno de los músculos lisos del esfínter de la pupila. Se sabe que las fluoroquinolonas provocan la degradación del colágeno y pueden provocar dolencias como tendinitis y rotura del tendón de Eagle, incluso aneurisma de aorta por disección, por el mismo mecanismo, por tanto, es posible que se produzca un proceso similar con el colágeno del iris.

La elección de utilizar moxifloxacino debe hacerse teniendo en cuenta los posibles efectos adversos que puede tener a múltiples niveles y considerando que existen alternativas más seguras e igualmente eficaces.

 

Bibliografía
  1. Peñaranda-Henao M MD, Reyes-Guanes J MS, Muñoz-Ortiz J MD, Gutiérrez NM MD, De-La-Torre A PhD. Uveítis anterior por moxifloxacino intracameral: reporte de un caso. Ocul Immunol Inflamm. 2021 17 de noviembre; 29 (7-8): 1366-1369. 
  2. Gonul S, Bakbak B. Uveítis anterior por moxifloxacino intracameral: reporte de un caso. Ocul Immunol Inflamm. 2 de enero de 2022; 30(1):244-245.
  3. Hui BTK, Capewell N, Ansari Y, Liu X. Uveítis anterior aguda bilateral y atrofia del iris causadas por moxifloxacino. BMJ Case Rep. 2020 Jun 30;13(6):e233528.

Todos los Artículos


Levofloxacino en colirio: un caso de lesión pulmonar

La cirugía de cataratas es el procedimiento médico quirúrgico más realizado cada año en la Unión Europea. Aunque ahora es un procedimiento efectivo y seguro, una complicación extremadamente grave que puede surgir después de la cirugía es la endoftalmitis. Por este motivo, en la cirugía de cataratas y cuerpo vítreo es práctica común la administración profiláctica de antibióticos, para prever la esterilización del campo quirúrgico en la fase preoperatoria. Con esto en mente, las soluciones oftálmicas de antibióticos, como las quinolonas, se utilizan de forma rutinaria. Sin embargo, esta clase de antibióticos puede causar efectos secundarios graves.

Leer

Artículos Que hablan de Área Quirúrgica


Levofloxacino en colirio: un caso de lesión pulmonar

La cirugía de cataratas es el procedimiento médico quirúrgico más realizado cada año en la Unión Europea. Aunque ahora es un procedimiento efectivo y seguro, una complicación extremadamente grave que puede surgir después de la cirugía es la endoftalmitis. Por este motivo, en la cirugía de cataratas y cuerpo vítreo es práctica común la administración profiláctica de antibióticos, para prever la esterilización del campo quirúrgico en la fase preoperatoria. Con esto en mente, las soluciones oftálmicas de antibióticos, como las quinolonas, se utilizan de forma rutinaria. Sin embargo, esta clase de antibióticos puede causar efectos secundarios graves.

Leer