Tratamiento de la inflamación ocular tras cirugía vitreorretiniana MIVS

Las membranas epirretinianas (ERM) también conocidas comúnmente como “arrugas” maculares, son membranas fibrocelulares semitranslúcidas avasculares que se forman en la superficie interna de la retina debido a la eliminación del vítreo de la propia retina.

Es una condición relativamente común, que ocurre en aproximadamente el 7% de la población, más comúnmente en personas mayores de 50 años. Los síntomas asociados con las membranas epirretinianas suelen ser bastante leves y, en algunos casos, los pacientes pueden ser asintomáticos. En algunos casos, sin embargo, puede ocurrir pérdida de visión, visión doble y metamorfopsia, especialmente cuando la mácula está afectada. En estos casos, la única opción de tratamiento es una vitrectomía.

La vitrectomía es una de las cirugías oftálmicas más frecuentes. En Estados Unidos, por ejemplo, se realizan unas 225.000 cada año. Entre estas, una parte la constituye la microincisión vitreorretiniana (MIVS). Este tipo de cirugía vitreorretiniana tiene una tasa de éxito muy alta y un riesgo bajo de complicaciones, aproximadamente 1 de cada 100 pacientes desarrolla desprendimiento de retina y 1 de cada 2000 desarrolla una infección después de la cirugía.

En estos casos se suelen prescribir antibióticos y antiinflamatorios tópicos para controlar la inflamación postoperatoria y prevenir infecciones bacterianas. Los dos agentes farmacológicamente activos pueden administrarse por separado, pero la administración concomitante en un solo producto oftálmico tiene la ventaja de superar el posible efecto de lavado, que puede observarse cuando se administran múltiples fármacos, lo que permite un mejor cumplimiento por parte del paciente.

Beneficios de combinar corticosteroides y antibióticos

La formulación de dexametasona al 0,1 %/netilmicina al 0,3 % (dexa/net) es una combinación fija de esteroides y antibióticos comercialmente disponibles para uso oftálmico. Ambos ingredientes son ampliamente conocidos y utilizados en oftalmología y tienen una eficacia y seguridad bien documentadas.

La dexametasona es un corticosteroide, mientras que la netilmicina es un aminoglucósido de última generación. Se han realizado numerosos estudios clínicos con dexa/net colirio en pacientes con inflamación ocular externa o sometidos a cirugía de cataratas, tras lo cual esta formulación ha sido aprobada en varios países para el tratamiento de afecciones oculares inflamatorias con riesgo de infecciones bacterianas.

La combinación dexa/net tiene varias ventajas, principalmente relacionadas con el componente antibiótico y la formulación. En cuanto al antibiótico, la netilmicina tiene actividad antimicrobiana de amplio espectro y un bajo nivel de resistencia antibiótica, lo que permite además la cobertura de cepas resistentes a meticilina (MR) (como MR S. Aureus y estafilococos coagulasa negativos).

En general, la susceptibilidad de los microorganismos oculares más comunes a la netilmicina es mayor que la de la tobramicina y comparable a las quinolonas de última generación. En general, la susceptibilidad de los microorganismos oculares más comunes a la netilmicina es mayor que la de la tobramicina y comparable a las quinolonas de última generación.

La ventaja de la formulación de dexa/net, por otro lado, está ligada a la solubilidad en agua de ambos principios activos (fosfato de dexametasona y sulfato de netilmicina). Por ello, la formulación permite no utilizar conservantes y ser fácilmente elaborado en geles o colirios.

Una nueva formulación en gel para el tratamiento de la inflamación ocular tras cirugía vitreorretiniana microincisional

Recientemente se ha desarrollado una nueva formulación de la combinación dexa/net. Es un gel ocular monodosis sin conservantes que contiene goma xantana como potenciador de la viscosidad, un excipiente que no interfiere con las actividades antimicrobiana y antiinflamatoria del fármaco. Un estudio reciente demostró que la formulación en gel se mantiene en la superficie ocular por más tiempo que las soluciones oftálmicas, lo que confirma que el uso del gel permite extender el tiempo entre instilaciones y permite disminuir la frecuencia de administración.

El estudio evaluó la eficacia, la seguridad y la tolerabilidad local del gel dexa/net en el tratamiento de la inflamación después de MIVS sin suturas. Se comparó el gel ocular dexa/net con la pomada oftálmica a base de dexametasona y tobramicina. Ambas formulaciones se usaron como tratamiento independiente durante la primera fase postoperatoria después de la cirugía vitreorretiniana (3 días); posteriormente, se utilizó una combinación de gotas para los ojos durante el día y la formulación viscosa antes de que el paciente se acostara.

La justificación para usar la formulación más viscosa en el período postoperatorio inmediato está relacionada con el intento de aumentar el tiempo de contacto con los ojos del fármaco administrado por vía tópica. Los resultados obtenidos del estudio sugieren que dexa/net es eficaz en el control posoperatorio de la inflamación quirúrgica después de MIVS sin suturas y son consistentes con los datos obtenidos en el tratamiento de la inflamación ocular externa y en el manejo de la inflamación ocular posterior a la cirugía de catarata.

Los signos y síntomas de inflamación ocular (a excepción de células y eritema en cámara anterior) se redujeron efectivamente durante el seguimiento, independientemente del tratamiento asignado. Los signos y síntomas de inflamación ocular (a excepción de células y eritema en cámara anterior) se redujeron efectivamente durante el seguimiento, independientemente del tratamiento asignado. Sin embargo, se observó una diferencia significativa para la inflamación de la conjuntiva bulbar, que fue el principal parámetro de eficacia del estudio. De hecho, al final del estudio, el porcentaje de pacientes con resolución de la inflamación de la conjuntiva bulbar en el grupo tratado con dexa/net fue significativamente mayor que el de pacientes tratados con dexa/tobra. Además, los pacientes tratados con dexa/net experimentaron síntomas significativamente más leves.

Se ha planteado la hipótesis de que la instilación de un colirio listo para usar, en lugar de en forma de suspensión, y la presencia de goma xantana en la formulación en gel a base de dexa/net pueden conferir un comportamiento peculiar, que permite una mayor tolerabilidad local. . Finalmente, no ocurrieron problemas significativos de seguridad durante todo el estudio.

En conclusión, el gel a base de dexa/net puede reducir eficazmente la inflamación ocular posquirúrgica después de una cirugía vitreorretiniana microincisional sin suturas. En particular, la formulación de gel para los ojos puede brindar beneficios adicionales a los pacientes en términos de tolerabilidad local.

 

Bibliografía:

Rapisarda A, Arpa P, Fantaguzzi PM, Faraldi F, Ratiglia R, Rizzo S, Vaona P, Iannacone C, Papa V. Dexamethasone/Netilmicin Eye Drops and Eye Gel for the Treatment of Ocular Inflammation After Micro-Incisional Vitreoretinal Surgery. Clin Ophthalmol. 2020 Oct 14;14:3297-3303.

Gagliano C, Papa V, Amato R, Malaguarnera G, Avitabile T. Measurement of the Retention Time of Different Ophthalmic Formulations with Ultrahigh-Resolution Optical Coherence Tomography. Curr Eye Res. 2018 Apr;43(4):499-502. doi: 10.1080/02713683.2017.1418893. Epub 2017 Dec 28. PMID: 29283672.

Dr. Carmelo Chines
Director responsable